‘Wentworth’, ‘Orange Is the New Black’ y ‘Vis a vis’ no son copias

Debido al estreno de Wentworth en España (por fin) y a que la tercera temporada de Vis a vis ya está en marcha, han surgido muchos comentarios y críticas de si una serie se ha copiado de la otra o si esta es mejor y la otra peor, etc. En Mejores-Series, hemos visto las tres producciones de inicio hasta el último capitulo emitido y, por eso, nos gustaría contaros en qué se parecen y en qué se diferencian estas tres series y por qué, al final, no vale la pena compararlas. Todo esto, evitando al máximo los spoilers para quienes no hayan visto todavía alguna de las tres.

¿En qué se parecen Wentworth, Orange Is the New Black y Vis a vis?

Esta característica puede ser la más obvia y, a la vez, la que lleva a mayor confusión. Las tres producciones están ambientadas en cárceles de mujeres, por lo tanto, las tres tendrán rasgos parecidos, como personajes comunes (los funcionarios de prisión, los alcaides y las presas, obviamente), así como algunos temas similares, como la droga dentro de la cárcel o la sensación de que nunca estás a salvo entre rejas.

Además, las tres series empiezan su capítulo piloto centrándose en la entrada de una nueva presa a la cárcel y en cómo es su proceso de adaptación a su nuevo día a día y a su nuevo entorno. Y ahí se acaban las similitudes. Todo lo demás no tiene nada que ver, o casi nada.

¿En qué se diferencian Wentworth, Orange Is the New Black y Vis a vis?

Fecha de estreno original

Empecemos por el principio. Para quién aún tenga dudas sobre si una se copió de otra o si tal se inspiró en cual, lo mejor es saber cuándo se estrenaron y en qué basaron su argumento. Así pues, estas son sus fechas de estreno en sus países de origen:

  • Wentworth: 1 de mayo del 2013 (Australia)
  • Orange Is the New Black: 11 de julio del 2013 (EE. UU.)
  • Vis a vis: 20 de abril del 2015 (España)

Además, hay que añadir que la serie australiana se basa en una serie aún más antigua conocida como Prisoner, que se emitió desde 1979 hasta 1986. Por su lado, el drama estadounidense se basa en la novela autobiográfica de Piper Kerman titulada Orange Is the New Black: Crónica de mi año en una prisión federal de mujeres, que se publicó en abril del 2010. En el caso de la española, fue creación original.

Inicio de las series

Como hemos comentado anteriormente, las tres series empiezan con la entrada en la cárcel de uno de los personajes, que será el principal en cierto modo. Sin embargo, sus motivos/delitos son bastante diferentes. Vamos a verlos.

Bea Smith (Danielle Cormack) entra en la prisión Wentworth provisionalmente, acusada de intento de asesinato de su marido. Poco a poco, iremos descubriendo cómo sucedió el supuesto intento de asesinato, los motivos que la llevaron a ello y por qué la acusan exactamente.

Bea es asignada a una celda individual dentro de un módulo. El resto de presas que viven en él se convertirán en sus nuevas compañeras, lo que no quiere decir amigas.

A lo largo de los episodios, las cosas se complican para Bea y puede que se convierta en prisionera durante más tiempo del que tenía pensado cuando entró.

Piper Chapman (Taylor Schilling) entra voluntariamente en el centro penitenciario Litchfield.  En este caso, fue un delito de transporte de dinero proveniente del tráfico de drogas que cometió hace una década y por el cual tiene que pagar en la actualidad.

Al ser una entrada voluntaria, Piper ha podido “prepararse” para ello, aunque no quiera decir que su vida entre rejas vaya a ser más fácil.

Al entrar, le asignan una celda provisional compartida hasta que la trasladan a su buque definitivo. Al principio, Piper se encuentra con buena gente en su camino, aunque pronto aprende que en la cárcel hay reglas y que solo la buena intención no cuenta.

Macarena Ferreiro (Maggie Civantos) ingresa en Cruz del Sur por un delito de manipulación y malversación de cuentas en la empresa en la que trabajaba. Ella asegura que es inocente, que no tiene nada que ver con esos supuestos delitos y que fue su jefe (también amante) el que la involucró en todo.

Su entrada en la cárcel parece ir bien, pero, aunque hay presas que son honestamente buenas, pronto se verá metida en varios líos de novata desesperada por salir y debiendo dinero.

Macarena creía que su estancia en la cárcel iba a ser corta, hasta que se solucionara el “malentendido”, pero tras varios sucesos, acaba estando más tiempo del que pensaba. Por lo tanto, tendrá que aprender a sobrevivir en este nuevo entorno.

Ritmo de las series

Al tratarse de series con un escenario aparentemente fijo, la cárcel, puede dar la sensación de que las tramas no serán tan frenéticas o emocionantes. Error.

Es cierto que Orange Is the New Black es un poco menos “frenética” y tiene un ritmo un poco más lento. La primera temporada fue muy buena, quizás porque era un género nuevo y gustó, tanto por el reparto como por las historias que contaba. La segunda temporada fue incluso mejor, con la trama del personaje V que te dejaba con ganas de más capítulo tras capítulo.

Sin embargo, desde la tercera temporada, la serie no es igual que al principio y ha adquirido un ritmo más lento, quizás para centrarse más en los personajes. Este drama se centra más en abordar temas como el racismo, el clasismo o la situación precaria de las presas en las cárceles.

En cambio, Wentworth y Vis a vis tienen un ritmo de locura desde el capítulo uno hasta el último que se ha emitido. Personalmente, no he visto series con más cliffhangers capítulo tras capítulo. En el caso de Wentworth, que ya ha emitido 5 temporadas en Australia y está a punto de estrenar la sexta, los productores, guionistas y actores han conseguido mantener el ritmo durante las cinco entregas, algo que es muy difícil de conseguir. Mucha culpa de esto la tienen las actrices que te enganchan a los personajes desde el principio.

Quienes ya la hayan visto, coincidirán en que ver a Danielle Cormack en el papel de Bea es una delicia, al igual que ver a Pamela Rabe como Ferguson o a Nicole Da Silva como Franky, entre otros. Esta serie australiana aborda temas como la violencia de género, la maternidad, la lucha por el poder y la supervivencia.

Por lo que respecta a Vis a vis, es parecida a la australiana en cuanto a ritmo, aunque tiene más toques de humor. En este caso, hay varios personajes que se encuentran en el exterior de la cárcel (la familia de Macarena) que también se convierten en protagonistas de la trama, por lo que le aporta un toque diferente.

Uno de los mejores personajes que tiene la serie y de los más queridos por los fans es Zulema Zahir, interpretada de manera espectacular por Najwa Nimri. La serie que inspiró la Marea amarilla trata temas como el abuso de los funcionarios de prisión, la corrupción o las tradiciones familiares.

Premios y reconocimiento global

Estas tres series son el ejemplo perfecto de que los premios, al fin y al cabo, no son un indicativo real de la calidad de las series. Orange Is the New Black es la que más premios tiene con un total de 16, entre los que incluye Critics’ Choice Awards, Emmys, Satellite, AFI, Premios del Sindicato de Actores y People’s Choice; Vis a vis le sigue de cerca con 12 premios, como el FesTVal, el Ondas, el MIM o los de la Unión de Actores y Actrices, entre otros; y Wentworth ha ganado 11, ASTRA, AACTA, Logies y Australian Writers Guild.

Por lo que respecta a reconocimiento internacional, Orange Is the New Black cuenta con mucha ventaja, ya que pertenece a Netflix, plataforma que ya está presente en todo el mundo y que cuenta con millones de usuarios. Aunque haya países que no tienen los derechos de la última temporada en esta plataforma, como España, donde la emite Movistar, sigue teniendo mucha más visibilidad que las otras dos.

Por otro lado, Vis a vis ha ido ganando reconocimiento internacional y ya se ha emitido en Reino Unido a través de Channel 4 (conocida como Locked Up), en México a través de Azteca 7, en EE. UU. a través de Azteca América y también está disponible en Netflix. Ahora, con el paso a Fox, puede que su expansión sea más fácil.

En cuanto a Wentworth, además de emitirse en su cadena original Showcase (antes en SoHo), en Reino Unido (conocida como Wentworth Prison) o Suecia, está disponible en Netflix en algunos países y, ahora, llega a España a través de Calle 13. Lo curioso de esta última serie es que ha habido países que han optado por adaptar la serie en lugar de emitir la original. Por ejemplo, en Holanda han prosucido Celblok H, en Alemania Block B – Unter Arrest y en Bélgica W/T: Gent-West.

loading…

Nuestra opinión

No hace falta decir que para gustos colores y que cada uno tendrá sus preferencias por una u otra. En nuestra opinión, aunque son series que pueden gustar a el mismo tipo de espectadores, Orange Is the New Black puede ser más afín a ti si prefieres contenido un poco más ligero (dentro de lo que cabe), mientras que Wentworth es un poco más oscura y Vis a vis se encuentra entre las dos.

Para acabar, si estás dudando en ver o no Wentworth ahora que llega a España porque es “otra serie igual”, te recomendamos que le des una oportunidad, ya que tenemos claro que te enganchará desde el primer capítulo. Es una gran serie y nos alegra mucho que, por fin, el público español pueda disfrutar de ella. Te dejamos el tráiler para que veas un detalle de lo que queremos decir.


Summary
Review Date
Author Rating
51star1star1star1star1star

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *